2008/02/15

Más envidia

Kelly me hace mirar un vídeo (1:39) en el que el candidato McCain habla mientras alguien canta sus mismas palabras, con una producción brillante. Hilarante. Me entusiasma.

Veo que es una parodia sobre un vídeo (4:30) de una canción basada en un discurso de Obama. Me entusiasma.

Veo el vídeo (13:09) del discurso de Obama. No sé si en castellano me resultaría empalagoso y ridículo. Me entusiasma.

Sospecho que volveré a sentirme decepcionado después de una de esas raras victorias electorales en las que, emocinado, empiezo convencido de hay una gran persona capaz de grandes cosas. Pero, durante unos meses, disfrutaré viendo que alguna campaña electoral no es la habitual pugna entre lo malo y lo peor.