2007/08/05

Menos es más

Avram Hershko, Nobel de Química 2004, en la Contra de La Vanguardia:

No me gustan los grandes laboratorios ni los grandes presupuestos para investigar (...) Como yo no tengo que pagar a mucha gente, puedo dedicar mi tiempo a investigar y no a buscar el dinero para retribuir a mi equipo.
Detesto a los sí señor. Para darme la razón siempre, ya me tengo a mí mismo; lo que aprecio es que me lleven la contraria, pero con fundamento; que me hagan pensar... Ésa es la principal virtud de los buenos júniors, que no dan nada por aceptado y que plantean nuevas preguntas a las viejas certidumbres. (...) Que tengan iniciativa; que no esperen a que yo les dé órdenes, sino que me sorprendan con sus propias y nuevas ideas, y que tengan más ganas que yo todavía de investigar. (...) Necesito preguntas, no que me den la razón.

Siempre me gusta ver que alguien progresa en algo técnico sin verse forzado a abandonarlo por la gestión. El Principio de Peter no siempre se cumple.

Equipos pequeños, diversos, con redes sociales extendidas: buenas recetas no sólo para la investigación, sino para cualquier tipo de innovación.