2007/05/26

La Educación para la Ciudadanía y el filósofo desconcertado

Wonka y algunos de sus lectores se muestran escépticos sobre la conveniencia y/o la utilidad de la futura asignatura escolar de Educación para la Ciudadanía (EpC). Me pongo a buscar información sobre la EpC para intentar aclarar algunos malentendidos [1], y los mejores recursos que encuentro son

Luego me cuelgo con las crónicas de JAM sobre su trabajo durante meses escribiendo un libro de texto sobre la Educación para la Ciudadanía, que él preferiría que se llamase Ética. JAM, con evidente disgusto, dedica una parte significativa de ellas a lidiar con la polémica asociada a la asignatura
por más que intento juzgar con imparcialidad lo que dicen los que se oponen a la asignatura, me parece que están cayendo en un vicio que se extiende peligrosamente en la vida política y social española: juzgar intenciones. Intenciones que, además, no se conocen, sino que se sospechan (link)
¡Y la de palos sorprendentes que recibe la pobre EpC! Un editorial de ABC critica que la EpC haga referencias al diálogo y la negociación (claro, ¿para qué intentar que cada generación entienda mejor la necesidad y los mecanismos del diálogo y la negociación si gritos y mamporros han servido desde siempre?).

Un google de adoctrinamiento + "Educación para la Ciudadanía" da casi 40.000 resultados. Respecto a esta suspuesta relación entre la EpC y la "Formación del Espíritu Nacional", JAM afirma
Tal como entiendo la asignatura no sólo no es un adoctrinamiento, sino que debe preparar a los alumnos, mediante el desarrollo del conocimiento ético, jurídico, político y económico, y el fomento del pensamiento crítico, para que resistan a todo tipo de adoctrinamiento.
Los hay que piensan que la escuela debe limitarse a instruir, y que educar es cosa de los padres. Pero se transmiten valores por acción o por omisión. Se educa siempre inevitablemente: bien o mal, pero se educa.

Y el lío de la religión, que es el que parece que desconcierta más a JAM. Para intentar entender este lío, es útil distinguir entre ética y moral:
Moral es el sistema normativo de una sociedad. Hay tantas morales como culturas: católica, protestante, budista, musulmana, confuciana, etc. Entiendo por ética una moral transcultural, universal, pues bien, la EpC no puede ser una moral, en efecto, sino una ética. Y debe reducirse a aquellas cuestiones éticas recogidas en nuestras normas fundamentales. (...) Estas normas éticas –que protegen la libertad de conciencia y, por lo tanto, a las religiones y a sus morales- imponen también unas limitaciones: no pueden aceptarse aquellas normas morales que atenten contra derechos universales.
JAM está convencido de que no tiene ninguna dificultad impartir la EpC en clave cristiana y le cuesta entender la fuerte oposición de la jerarquía eclesiástica
sería estupendo (...) que las religiones trabajaran –como han hecho a lo largo de la historia- para perfeccionar una ética universal. Una parte importante de esa ética procede de las propuestas de los grandes maestros espirituales. ¿Por qué no intentar que esa influencia cale en un mundo laico? Hans Küng y otros muchos teólogos cristianos están defendiendo esa ética universal. La ética laica no es enemiga de las religiones. Ha sido su gran protectora. No olvidemos que el reconocimiento del derecho a la libertad de conciencia, el derecho de todas las religiones a ser respetadas, no es, ni por esencia ni por historia, un precepto religioso, sino un precepto ético. La religión cristiana rechazó ese principio hasta el Vaticano II, no lo olvidemos.
Reconocer esos puntos comunes, esa moral transcultural y universal, que no es lo mismo que relativsmo cultural, es crítico en una sociedad cada vez más diversa:
¿Tienen siempre los padres derecho a decidir la educación moral de sus hijos? Supongamos que los padres son nazis convencidos y creen que deben educar a sus hijos en la ideología nazi. ¿Debe el Estado respetar esa decisión? ¿Es que los padres tienen una sabiduría instintiva de tal manera que todo lo que ellos decidan sea infalible y respetable? ¿Y si pertenecen a la secta de los adoradores del sol, y deciden suicidarse? ¿Y si admiten la ablación del clítoris? ¿Y si casan a las niñas a los once años, como ocurre en alguna cultura implantadas en España? ¿Y si no se ocupan de su bienestar? (link)
JAM prepara un libro de texto también para padres: lo espero con ilusión.

Notas:
[1] Malentendidos: Josu "Malaprensa" Mezo, reclama que el sistema político y la Constitución formen parte del curriculum escolar, y, aunque no sé si con la profundidad que a Josu gustaría, esto forma parte de los objetivos de la EpC.

[2] Me entusiaman los anuncios de la campaña de SM Aprender lo es todo, en particular el del príncipe y el jardinero.